Murió el ex presidente de Corea del Sur Kim Dae-jung


Fue Premio Nobel de la Paz por buscar la reconciliación con la comunista Corea del Norte
El ex presidente Kim Dae-jung, quien vivió varios años como disidente bajo la dictadura militar en Corea del Sur y después ganó el Premio Nobel de la Paz por buscar la reconciliación con la comunista Corea del Norte, murió a los 85 años.

Kim, quien había sido hospitalizado con pulmonía desde el mes pasado, murió poco después de las 13.40 (0440 GMT) del martes, dijo el director del Hospital Severance en Seúl, Park Chang-il. Precisó que Kim sufrió dificultad respiratoria, una embolia pulmonar y falla múltiple de órganos.

Los líderes surcoreanos, tanto amigos como ex enemigos, habían estado visitando desde hace días en el hospital a un hombre cuya carrera épica abarcó desde la evolución de Corea del Sur de una dictadura militar brutal a una democracia completa y el líder en la economía mundial.

“Perdimos a un gran líder político”, afirmó el presidente Li Muyung-bak en una declaración. “Sus logros y aspiraciones para lograr la democratización y la reconciliación inter-coreana serán recordadas por mucho tiempo”, agregó.

Centenares de personas asistieron a un servicio conmemorativo con velas en un sitio provisional de luto frente al edificio del ayuntamiento en Seúl, arqueando sus cuerpos en señal de respeto, quemando incienso y depositando crisantemos blancos.

Kim se construyó una reputación como defensor apasionado de los derechos humanos y la democracia, que luchó contra las dictaduras militares de Corea del Sur y sobrevivió a varios presuntos intentos de asesinato, incluyendo un secuestro en 1973 en un hotel de Tokio por parte de agentes surcoreanos.

Como presidente, fue el arquitecto de la llamada “Política del Sol”, una política de acercamiento con Corea del Norte que buscó enterrar las rivalidades de los otrora enemigos en tiempos de guerra.

Sus esfuerzos condujeron a un deshielo sin precedentes en las relaciones intercoreanas y culminaron en una histórica reunión cumbre Norte-Sur – la primero en la península dividida – en Pyongyang con el líder Kim Jong Il en el 2000. Esos esfuerzos le hicieron ganar el premio Nobel de la Paz de ese año.

Su sucesor, el fallecido presidente Roh Moo-hyun – quien se suicidó hace tres meses en medio de una amplia investigación de corrupción enfocada en la familia Roh – mantuvo la Política del Sol, pero Kim Dae-jung vio su trabajo venirse abajo cuando Li, un conservador, asumió la presidencia en 2008, y condicionó cualquier ayuda a Corea del Norte a que el régimen comunista se comprometiera a un desarme nuclear.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada