Gian Marco cantó junto a Alejandro Sanz

Un amigo peruano me regaló estas semillas de la suerte (huayruros). Quiero invitar a un artista que quiero mucho, un buen amigo, con ustedes: Gian Marco". De esta manera efusiva Alejandro Sanz invitó a escena a nuestro crédito para interpretar juntos "Cuando nadie me ve", haciendo estallar en aplausos a los casi 25 mil limeños que acudieron al llamado del madrileño en la velada musical de la Explanada del Monumental, que estuvo llena de diferentes sensaciones, desde frenéticos movimientos de baile, hasta delicadas texturas en piano, siempre a cargo del carismático cantautor.

Tras ver en las pantallas laterales el divertido video armado por los fans para el sencillo "Looking for Paradise", ingresó la banda en pleno en medio del incesante griterío de todas las damas presentes, Alejandro empuñó su guitarra y arremetió con "Mi Peter Punk", tema que abre su funcional nuevo álbum llamado "Paraíso Express".

Si bien el concierto fluyó por el tremendo magnetismo del artista y la solvencia de su banda, los problemas técnicos se hicieron sentir en el inicio, debido a la saturación de sonido y el excesivo volumen. Por otro lado, la inmensa pantalla de leds que debía acompañarlo en el centro nunca se encendió, dejando a las luces como protagonistas del escenario. Pero la gente estaba entregada y con "Todo lo que fui", sencillamente "todas fueron suyas".

"Muchísimas gracias por este recibimiento, esta es una promesa: esta va a ser una noche especial. Desde que llegamos al Perú sentimos esa alegría y se la vamos a devolver con canciones", dijo Sanz. Acto seguido, "Desde cuando" mantuvo la fuerza en la multitud, a continuación con "Viviendo de prisa" saldó parte de su deuda con sus primeros discos. "Nuestro amor será leyenda", un emotivo tema de su nueva producción, limpió el camino para el primer gran hit de la noche: "Corazón partío".

Ni las fallas técnicas le quitaron la sonrisa

La ejecución de la canción más sonada del español fue correcta y en el final se puso más interesante con esa fusión bastante latina y bailable de este éxito de 1997. El ingreso de Gian Marco al gigantesco escenario de la Explanada fue un quiebre en la noche y sirvió para certificar la amistad entre estos dos importantes compositores.

La banda de Alejandro Sanz, compuesta por músicos de distintos lugares de Estados Unidos, República Dominicana, España y Camerún, hizo gala de diversos géneros que hasta sorprendieron con una mini versión de "Back in Black" de AC/DC sobre el final de "No es lo mismo". "Hice llorar hasta a los ángeles", "Lola soledad", "Quisiera ser (el alma al aire)", "Mala" y "No es lo mismo", se sucedieron sin bajar el ritmo antes de los bises.

De regreso, Alejandro Sanz afrontó "Looking for Paradise", quizá su mejor canción en un buen tiempo, dejando el lugar de Alicia Keys para una de sus coristas. Tras esconderse unos minutos tras bambalinas, hizo gala de su manejo en el piano con varias de sus piezas más desgarradoras, como "Yo sé lo que la gente piensa", "Lo ves", "Tú no tienes la culpa", "Podré acariciar". El final fue para un medley de sus himnos, "A la primera persona", "Mi soledad y yo", "Amiga mía" y "Y si fuera ella", coronaron una noche completa para las fans, pero algo melosa para los menos creyentes.

0 comentarios:

Publicar un comentario